Buscar artículos...


Integrar familia, amigos y clientes Imprimir

art id #91

Se dice que no es bueno “mezclar amigos y negocios” porque tarde o temprano se ve dañada la amistad, o el negocio. Aún entre personas de confianza, amigos o familiares, surgen problemas que nadie habría previsto, que dañan la relación personal y comercial. A pesar de esto, existen grande empresas familiares… ¿por qué?

El secreto parece estar en “cómo” se enfrentan los problemas que surgen. Profesores especializados en el estudio de las empresas familiares señalan que debería existir, en todas las empresas familiares, un claro límite entre “cuándo se habla de negocios y cuándo se habla de temas personales” para evitar reuniones caóticas que conducen a más tensiones… personales y comerciales.

Ahora, incluso cuando una empresa se empiece sin amigos y sin familiares… ¿quiere esto decir que no pueden colaborar en el negocio? Claramente no. El peor error que un emprendedor puede cometer es empezar su negocio “al margen” de todo lo que su familia y sus amigos le pueden aportar.

Todos los negocios se basan en relaciones de confianza entre personas. Para la gran mayoría de las personas, sus familiares y amigos son personas de gran confianza. Pueden existir muchas diferencias y discrepancias, pero en casi siempre existe, entre familiares y amigos, la garantía de que se procurará el bienestar mutuo. Tanto de los intereses personales, como del negocio.

Por esto es que existen grandes empresas familiares: si sabes entenderte bien con tus hermanos y pariente, NADIE será mejor aliado comercial que tu propia sangre. Las diferencias de personalidad deberán ser pulidas con mucho cuidado y los problemas de negocios deberían ser conversados con mucho profesionalismo. Si no se logra esto, pues terminarás conviviendo con “el enemigo” y toda tu vida será una pesadilla.

Ahora, en la etapa inicial del negocio, ¿dónde está el éxito del negocio? Por lo general en la capacidad de generar clientes y en esta etapa es donde los familiares y amigos son fundamentales. Cualquiera sea el negocio que decidas emprender, lo más probable es que tus primeros clientes los encuentres entre ellos.

Quizás no sea tu sobrino ahijado, ni tu abuelita regalona la que te compre el producto o contrate tu servicio, pero puedes estar seguro de que si le cuentas a ellos de tu negocio, buscarán entre todos sus amigos y conocidos para recomendarte… y así tendrás antes de lo que esperabas un buen número de clientes.

Integrar amistad y negocios… es difícil, puede causar muchos problemas. Pero si logras equilibrar lo personal y lo profesional podrás encontrar muchas oportunidades – y sobre todo clientes – que de otra forma se te harán mucho más difíciles.

 

Artículo escrito por:

El equipo Rodinias.com

 Marketing.Rodinias.com

 

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting