Buscar artículos...


Ventajas y desventajas de emprender Imprimir
art id #85
Como casi todo en la vida, empezar un negocio tiene hay lado triste y un lado amable. Dependiendo de tu propia personalidad y tus objetivos de vida, le darás mayor importancia a unos y otros factores. Aquí te presentamos las razones más comunes para que una persona decida emprender un negocio… o no.

Ventajas de emprender
Nadie te dirá que hacer: desde el minuto en que decidas empezar tu propio negocio, nadie te dirá qué es lo que debes (o no debes) hacer. Esto puede ser bueno o malo, según tu personalidad. Si necesitas que alguien de diga qué hacer para no ponerte ansioso, probablemente prefieras siempre tener un jefe. Si deseas ser más libre, pues mientras lleves tu negocio verás que sólo debes obedecer a tu instinto y a tus clientes.

Todo el tiempo será para ti: el tiempo, el dinero, la oficina, la máquina del café y todo lo que decidas comprar para tu negocio, será totalmente tuyo. Lo más importante será siempre “el tiempo” ya que de cómo dediques tu tiempo dependerá si tienes oficina, dinero, empresa… y máquina de café. Sobre todo al empezar tu negocio, tendrás muy poco tiempo libre y probablemente no tengas oficina. Sin embargo, a medida que el negocio crezca, podrás comprar (o no) todo esto. Administra bien tu tiempo.

Podrás ver los frutos de tu trabajo: esto no quiere decir sólo dinero. Muchas veces la mayor satisfacción de un buen negocio está en el mismo negocio. Las empresas se vuelven familiares, la marca se vuelve parte de uno, la fábrica se vuelve un segundo hogar, porque todo lo que sale de esa empresa es casi un “hijo” del propio trabajo.

Desventajas de emprender:
Nadie te dirá qué hacer: la presión que recaía sobre tu antiguo jefe, ahora recaerá plenamente sobre tus hombros. Alcanzar al meta de venta, pagar las cuentas, tener buenas relaciones con los clientes y con los proveedores, cumplir plazos y saber cuando perder una oportunidad. Todo esto tendrá que ser decidido por ti.

Todo el tiempo… estarás pensando en tu empresa: probablemente, si quieres que tu empresa tenga éxito, estarás a cada minuto pensando en las tareas que tienes pendientes, los insumos que se atrasaron y los clientes que no quedaron satisfechos. Cuando tengas tiempo libre estarás pensando en el dinero que podrías estar ganando y probablemente te costará mucho encontrar personas confiables para que te ayuden a llevar tu negocio.

El fruto de tu trabajo, quizás no lo disfrutes: nadie te va a dirigir, nadie te va a poner metas, probablemente nadie te dirá “buen trabajo, puedes irte a descansar”. La satisfacción de “haber realizado un buen trabajo” tendrá que llegar de tu propia mano, o de las personas cercanas que saben cuan duro has trabajado por tu empresa. Fija tus metas, tanto en dinero como en aspectos no monetarios. Celebra cuando alcances esas metas y recuerda que uno no vive para trabajar… trabaja duro, sin olvidarte de vivir.
 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting