Buscar artículos...


Los ciclos económicos Imprimir

art id #70

¿Cuándo es el mejor momento para empezar un negocio? Lo más natural es pensar que cuando “hay crecimiento” debemos lanzarnos al agua y cuando “hay crisis económica” es mejor esperar. Una parte de eso es cierto, otra parte no tanto.


Los ciclos económicos son comparados por muchos con aquella historia de la Biblia donde se habla de las “vacas gordas y vacas flacas”. Períodos de buena cosecha y períodos de malas cosechas son entendidos casi como una vaivén necesario para que la economía se mantenga funcionando. Esto no es así. Veamos dos ejemplos clave.

1.    Negocios cíclicos y negocios “contra-cíclicos”

Cuando “hay crisis” las economías se contraen, las grandes empresas ajustan sus presupuestos y los países saben que recaudarán menos impuestos, por lo tanto deberán ajustar sus gastos. Las empresas y los negocios, sin embargo, no siguen la misma regla.

El ejemplo más típico de negocio “contra-cíclico” son las loterías y los videojuegos. Cada vez que hay una crisis económica, muchas familias dejan de invertir, siguen con el mismo auto y la misma ropa, pero curiosamente… se compran una nueva consola de videojuegos. ¿Por qué? Generalmente, porque saben que una buena forma de ahorrar es salir menos y si van a salir menos, pues deben entretenerse en algo.

Similar es el caso de la lotería. Cuando una crisis te anuncia que no podrás pedir un aumento de salario, ni aumentar el tamaño de tu negocio, la única opción visible de “generar” un incremento de los ingresos, parece ser el azar. La historia dice que los pueblos necesitan “pan y circo” pues entonces: a falta de pan, más circo.



2.    La economía global y la oportunidad local


Otra importante razón para no “frenar el negocio” por una crisis económica global, es porque las crisis globales, si bien golpean a todos un poco, no golpea todos los bolsillos por igual. Algunas crisis son financieras, por lo tanto golpean fuerte a los bancos y a todos aquellos que necesitan créditos. Otra crisis global empezó por la “burbuja punto com” así que golpeó muy fuerte a los negocios en Internet.



Si mi negocio consiste en venderle harina a los panaderos, probablemente la crisis tardará mucho en afectar mi empresa, o las de mis clientes. Si mi idea de negocio consiste en ofrecer una harina más barata y con la misma calidad, pues ¡viva la crisis! Todos los panaderos estarán felices de negociar conmigo, porque así sobrellevarán mejor cualquier efecto que pueda llegarles de la crisis. Los crisis, como bien lo saben los chinos, la mayoría de las veces significa también oportunidad.

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting