Buscar artículos...


Las fuerzas de Porter Imprimir
art id #66

Una buena forma de revisar tu negocio y ver cómo lo puedes "actualizar" es utilizar el modelo conocido como "Las 5 fuerzas de Porter". La versión original de este modelo fue escrita por Michael Porter, en el año 1979. Posteriormente han surgido nuevas versiones de este modelo, pero dejaremos que el modelo clásico nos ilumine, para luego descubrir los matices.


Como breve “introducción” baste decir que “el modelo de Porter” fue una genialidad escrita por el profesor Michael Porter, dirigida a ver “de un solo pantallazo” dónde estaba parada una empresa. Sabemos que una empresa tiene clientes y proveedores, también sabemos que tiene competidores… Porter resumió esto y un poco más, en un modelo que sigue siendo, a todas luces, simplemente genial.

El modelo de Porter se entiende tradicionalmente con el siguiente esquema:
 
  POSIBLES ENTRANTES  
   V  
PROVEEDORES
 > 
COMPETIDORES ACTUALES
 > 
CLIENTES
   V  
   SUSTITUTOS ACTUALES
  
 
 
Lo crucial en este análisis es descubrir “el poder de negociación” que se tiene con cada una de los elementos que se analiza. Ese “poder” es el que al final nos dirá por dónde es que realmente nos aprieta el zapato y por dónde no deberíamos tener dificultades para negociar.

Clientes y Proveedores:
Esta pareja define la posición en la “cadena de producción” que tiene determinada empresa. Si vemos que (por ejemplo) nuestros proveedores tienen un muy fuerte poder de negociación, es probable que en algún momento intenten saltarnos y llegar directamente hasta nuestros clientes. Por el contrario, si somos nosotros quienes tenemos un fuerte poder de negociación con nuestros proveedores (por ejemplo, somos su único comprador), probablemente tengamos la posibilidad de bajar mucho más los precios de compra o exigirles que nos den exactamente lo que pedimos.

Competidores:
Los competidores los tenemos generalmente en la cabeza, o en la punta de la lengua. Son aquellas organizaciones o empresas con las que nuestros clientes y/o nuestros proveedores se apoyan para pedirnos mejores condiciones, más precio o finalmente nos dejan y se van.

Sustitutos y Posibles Entrantes
Los sustitutos, a fin de cuentas, hacen lo mismo que los competidores: debilitan nuestro poder de negociación con clientes y proveedores. La principal diferencia es tal vez que los sustitutos no ofrecen lo mismo que nosotros… pero igual sirve. Los posibles entrantes, en cambio, no han llegado aún a la industria, pero pueden llegar. La posibilidad de que entren (o no) dependerá de las “barreras a la entrada” que tenga nuestra industria (por ejemplo, se necesita mucha maquinaria cara), como también de las condiciones internas de la industria (hay pocos competidores, mucho por ganar).

La amplitud y profundidad de este modelo sólo se puede apreciar leyendo directamente a Michael Porter, quien ha creado otros conceptos geniales más. Puedes buscar en Google o seguir algunos de los links aquí para leer más.
 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting