Buscar artículos...


Un Plan de Negocios, ¿para qué? Imprimir
art id #65

Hacer un “Plan de Negocios” (PdN) es bien sencillo. La pregunta que muchos se hacen es, ¿para qué? Probablemente la pregunta correcta es PARA QUIEN. Un plan, planificar en general, consiste en poner por escrito alguna idea y esto hace más fácil transmitir dicha idea, implementarla y seguro también mejorarla. 

¿Cómo hacer un Plan de Negocios? Todo depende de quién lo va a leer. Nuestro “plan de negocios básico” podría consistir en dejar por escrito un resumen ordenado de toda la información que hemos reunido y desarrollado para nuestro negocio. Ahora, si queremos presentarle un PdN al banco, es más complicado.

 

Empecemos a desarrollar nuestro plan de negocios pensando en “quién lo va a leer”. Si es para invitar a nuestros amigos a participar en un proyecto, escribamos algo entretenido e interesante, que los invite a participar. Si queremos motivar a nuestra pareja o a nuestros socios, debemos presentar nuestra idea algo sólido y sin riesgos. Un Plan de Negocios es a fin de cuentas “formalizar” lo que pensamos hacer.

A continuación mostramos un PdN sencillo, pensado para pedir un préstamo al banco. Para muchas empresas, ese es realmente el momento en que se ven frente a la necesidad de un plan por escrito. ¿Qué debemos tener en mente al escribir nuestro plan? Al banco le interesa ver cómo le vamos a devolver su dinero. Para demostrar esto, la idea debe ser buena, los números muy realistas y nosotros (nuestro equipo de trabajo) muy confiables.

Los elementos básicos de un buen Plan de Negocios:

Si nuestro objetivo es solicitar fondos, los elementos esenciales son 4:

1.    Descripción del proyecto (idea, personas involucradas, contexto, etc.)
2.    Estudio de Mercado (oferta, demanda, las 4Ps, competidores, etc.)
3.    Características técnicas/operativas (empleados, proceso de elaboración, máquinas, etc.)
4.    Proyección Financiera (cuanto cuesta empezar, venta mensual, capital de trabajo, etc.)

Aquí vamos a dejar una descripción general sobre cada elemento, para más detalles siempre puedes indagar en los artículos relacionados de esta página, o en la web.

1. Descripción del proyecto:

Recuerda, esto lo va a leer el banco. En cada línea está pensando: cómo esta persona va a devolverme mi dinero… vendiendo ¿qué? Ah, eso se vende bastante, pero ¿en qué calle? Hmm… ahí circula poca gente. ¿La gente va a comprar ese producto? Junto con eso, en la descripción (y en todo el plan) debes también darle al banco la seguridad de que eres una persona honesta, tienes experiencia y vas a tener éxito.

2. El estudio de mercado:

Puedes recorrer la sección de “Marketing” para obtener más detalles sobre cómo hacer un estudio de mercado, cómo definir tus “4P” y otros temas relacionados. Finalmente lo que debemos dejar claro aquí es que tu idea es bien aterrizada y que no pretendes venderle peces al pescador. Vas a venderle dulces a los niños, en el parque de diversiones más grande de la ciudad, con un monito bailando sobre los dulces y un ballet de mujeres hermosas para atraer a los padres, y que le den dinero a sus niños. Tienes un mercado muy estudiado, tu producto es ganador, tus competidores pocos.

3. Características técnicas/operativas:

En algunos casos esto se llama “plan de factibilidad técnica” en otros casos tan sólo sería una descripción más detallada del servicio a ofrecer. Además de vender bien, tienes que saber exactamente cómo vas a generar todo lo que quieres vender. ¿Vas a comprarlo en la China? Perfecto, pero ¿sabes cuanto demora un barco desde allá hasta acá? Muy bien, ¿sabes cuantos buques se hunden viniendo desde China? Que bueno que lo hayas considerado… y si no logras venderlo, ¿lo puedes congelar, dividir, refundir?

4. Proyección financiera:

Aquí es donde el banco va a hincar los dientes. Todo lo anterior era el esqueleto, el sistema nervioso y el cerebro del asunto… en la proyección financiera está el corazón del negocio. Si el dinero entra y sale a buen ritmo, todo el resto del negocio va a estar bien oxigenado y nutrido. Si por alguna razón, en algún mes del año, por lluvia o por temblor, el negocio se enfría y no alcanzas a pagar las cuentas… te cortan la luz, te piden la quiebra y se acaba el cuento.

Lo más importante en el plan financiero (para un banco) no es que le devuelvas el dinero “lo antes posible” sino que al contrario. Ellos prefieren que te demores lo que sea necesario (que pagues muchos intereses), pero que se los pagues SÍ o SÍ. El mejor plan financiero será aquél que “truene o llueva” le pagues lo que prometes, dándole la certeza de que estás preparado para toda eventualidad. Vas a pagarle, antes incluso de pagarte a ti... pero claro, vas a alimentarte para no morir. Si mueres, ¿quién les paga?

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting