Buscar artículos...


El Estado de Resultados Imprimir
art id #61
Lo primero que cualquier responsable de un negocio quiere saber a final de mes, será “cuanto ganó” en ese mes. Igual como queremos saber el resultado de los juegos de fútbol que no pudimos ver, o el resultado al que se llegó en una votación política. Lo más importante para el éxito de una empresa, es un buen resultado.
 
La herramienta financiera para saber el resultado es… el Estado de Resultados. La estructura tradicional de este informe es:
 
VENTAS
$ 1000
- Costos
-$  100
- Gastos
-$  100
- Depreciación
-$  100
- Intereses
-$  100
- Impuestos
-$  100

= Resultado

$   500
 
 
Venta – Costos – Gastos – Depreciación – Intereses – Impuestos = Resultado.

Punto por punto:
+ La Venta es lo que mueve nuestro negocio, el dinero que generamos durante cierto período (en una semana, mes o año) aún cuando nuestros clientes no hayan pagado lo que deben. Es todo-todo lo que vendimos.
+ Tomamos como Costos todo aquel dinero que debemos desembolsar para crear el producto o servicio. Muchos lo entienden como “costos directos” o la “compra” de materiales y mano de obra para crear un producto.
+ Los Gastos, algo muy parecido a los costos, son diferentes porque no tienen una relación directa con la creación de los productos o servicios. Por ejemplo, el sueldo de la secretaria, de los guardias y de los gerentes. Aunque son importantes, ninguno de ellos está “directamente” relacionado con la fabricación del producto, o del servicio.
+ La Depreciación es algo así como los costos y gastos para la mantención de los equipos (Activos). Seguramente no hace falta entrar en detalle por ahora.
+ Los Intereses se restan “casi al final” porque no tienen que ver con la empresa. Son los intereses por el dinero que le pedimos al banco (Pasivos).
+ Los Impuestos, el dinero para el fisco/gobierno. En muchos Estados de Resultados se calcula el “Resultado Bruto”, luego se restan los impuestos y entonces tenemos el “Resultado Neto”. Recuerda que “el bruto es el más grande”, antes de restar el porcentaje de impuesto.

El “Resultado” es el dinero que nos queda para disfrutar (repartir dividendos) o bien para comprar bienes que le sirvan a la empresa (reinvertir las utilidades). Cuando el resultado es negativo (menor que cero), quiere decir que tenemos “pérdidas”.
 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting