Buscar artículos...


Probar una “idea” en el mercado, antes de que exista Imprimir

art id#204

Existe el mito de que la “investigación de mercados” es una herramienta disponible sólo para las grandes empresas. En esta enciclopedia dedicamos varios artículos a derribar este infundado mito.

Otro claro ejemplo de que la investigación de mercado es útil (y cada vez más necesaria) para todos los negocios, es que ANTES de empezar un negocio también se puede hacer investigación de mercados.

Cualquier idea se puede probar en el mercado

Lo más difícil será definir “cuál es el mercado” en el cual se desea probar una idea. Por ejemplo, si tenemos la idea de producir helados con sabor queso… ¿cuál sería nuestro mercado?

Es posible que la idea sea buena, quizás muchas personas les gustaría probar un helado saber queso, por lo tanto existe potencial para que el producto se venda… pero ¿en qué mercado? A los niños probablemente no… ¿o sí?

Cuando identificamos el mercado, ¿cuál es su tamaño?

Una vez que sabemos cuál es nuestra idea del producto y hemos identificado el mercado, tenemos por delante el gran desafío de MEDIR ese mercado. Puede ser que 10, 20 o 100 personas gustan de la idea y probablemente compren el producto… pero ¿esto es suficiente para mantener una producción anual?

Para un negocio grande, será necesario pagar una investigación que mida esto. Para un negocio pequeño, habría que preguntarse, ¿cuál es la producción mínima que debo asegurar para mantener mi negocio?

La idea gusta, el mercado es significativo… ¿entonces?

Todas las ideas se pueden probar, y probar, y probar… pero en algún momento hay que lanzarse y tomar el riesgo que involucra cualquier negocio. Quizás el último paso antes de lanzarse con una idea podría ser un PROTOTIPO.

Esto quiere decir, crear (o comprar) una muestra, o un similar del producto que esperamos vender en cantidades, y ponerlo a prueba. Antes de comprar una máquina para fabricar sombreros rosas, compremos 20-30 sombreros rosas (violetas, o lo más cercano posible) e intentemos venderlo.

De la idea a la acción… Mejor pedir disculpas, que permiso.

Dicen que la peor idea es el peor negocio es el que nunca se hace. Muchas empresas fracasan y del fracaso sacan la experiencia para su éxito futuro. Otras se arriesgan con un negocio y luego se meten en problemas porque la empresa crece mucho más de lo que esperaban… En los negocios, sin riesgos, no hay beneficio.

Probando la idea, lanzando un prototipo, incluso haciendo un pedido inicial pequeño, se reduce el riesgo de equivocarse con un producto que nadie quiere comprar. Las razones para que un negocio fracase, sin embargo, van mucho más allá del producto. Cuidado con el precio, la promoción, el lugar donde se vende, el momento de mercado, la forma en que se comunica… ufa! A veces es mejor no hacer negocios.

 

Artículo escrito por:

El equipo Rodinias.com

 Marketing.Rodinias.com

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting