Buscar artículos...


La reputación personal sí afecta al negocio Imprimir

art id#200

Detrás de todos los negocios hay personas que definen el rumbo de dicho negocio. Esto hace que nos preguntemos habitualmente, ¿es importante QUIÉN está detrás de algún negocio?

Cuando un negocio es grande, con decenas o cientos de empleados y todo un equipo directivo detrás de los procesos del negocio… en estos casos, el resultado del negocio dependerá de todas estas personas. En estos casos, la persona que inició el negocio probablemente será menos determinante para el rumbo del negocio. Algunos fundadores seguirán dictando las pautas generales, pero pocos van a los detalles.

En las pequeñas y medianas empresas, por el contrario, la persona o el equipo de personas que dirigen el negocio son – en todos los sentidos – quienes le darán la forma al negocio. Los clientes saben esto y por eso a ellos sí les importará QUIÉN está detrás de una empresa pequeña/mediana empresa, antes de contratar sus servicios.

¿Por qué es importante la reputación personal?

Para decidir la compra de un producto, generalmente nos orientamos por “la marca” para formarnos una idea sobre la “calidad” del producto. Existen ciertas marcas y empresas en las que confiamos y otras en las que no confiamos. Para elegir un carro/automóvil nuevo, para comprar ropa e incluso para elegir productos en el supermercado, confiamos en la reputación de las marcas para tomar decisiones.

Cuando hacemos negocios con una empresa pequeña, hacemos lo mismo… el problema es que en muchos casos “la marca” no nos entrega información suficiente para decidir. Por esto, buscamos más información sobre “qué tan confiable” es el producto o servicio y a fin de cuentas, gran parte de la calidad del producto o servicio, dependerá de sus fundadores, de las personas que deciden qué se hace (o no).

La reputación de las personas detrás de un negocio se tranforma así en el “certificado de calidad” para sus productos y servicios. Así como un buen chef prepara buenos platillos, una persona responsable se preocupará que su negocio sea responsable con sus clientes, una persona minuciosa supervisará hasta los últimos detalles de su producción… y una persona irresponsable, será irresponsable con sus clientes.

El límite entre la persona y su negocio

A medida que cualquier negocio crece, se va perdiendo el vínculo directo entre su creador y su negocio. ¿Por qué sucede esto? ¿Acaso todos los fundadores abandonan sus negocios? Aunque esto sí sucede en muchos casos, esa no es la razón de fondo. Las personas que crean un pequeño negocio y luego lo ven crecer, aunque quieran seguir muy encima de todos los aspectos de su negocio, deberán ir delegando tareas y responsabilidades en otras personas, para que el negocio funcione.

Esas nuevas personas, a medida que conocen el negocio y van asumiendo responsabilidades sobre algunos aspectos de éste, irán aportando con su propia visión del negocio. Por esto razón, con el paso del tiempo, los resultados del negocio, su imagen, su forma de trabajo e incluso su futuro, serán definidos ya no por una persona, sino por un conjunto de personas que aportarán su propia perspectiva a éste. Asi, la reputación del negocio ya no dependerá de una persona, sino de un grupo de persona, que mantienen cierto estilo conjunto y que transmiten ese estilo conjunto a través de una imagen, de una marca.

 

Artículo escrito por:

El equipo Rodinias.com

 Marketing.Rodinias.com

 

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting